Top

Artículos publicados

El Valor de las Formas en Feng Shui

Feng Shui es el arte de estudiar el ambiente, el entorno en esos espacios vivos que llamamos hogar o lugar de trabajo. Para sentirnos en casa, necesitamos un ambiente acogedor. Una casa bien diseñada debe permitir que su dueño goce de confort, seguridad y apoyo dentro de ella. Muchas veces, sin embargo, los lugares se diseñan y se construyen de tal manera que no conducen al descanso. Algo en el entorno genera inquietud o desasosiego; de acuerdo al Feng Shui, ese algo puede ser la forma del espacio.

Valor de las Formas y el Feng Shui

¿Ha visitado alguna vez una casa inusual con un diseño singular? ¿Qué sensación le produjo la casa? ¿Le produjo confusión o incluso desorientación? ¿Se sintió perdido? A menudo en un esfuerzo por seguir un estilo o por marcar una singularidad que la haga destacar, los arquitectos fuerzan las formas de una casa. Según su diseño, tendrán un efecto u otro sobre la gente que habite el espacio. En Feng Shui, las formas de un piso o edificio tienen una influencia profunda sobre los inquilinos y su bienestar bien reforzándolos, bien debilitándolos. El uso de las formas para lograr unos resultados concretos es la razón de que en los restaurantes chinos se usen más mesas circulares, porque el cuadrado es más estable que la circunferencia. Así se crea un chi más rápido, que permite una mayor comunicación, pero hace que los comensales se demoren menos tiempo.

Las mesas cuadradas, por el contrario, crean un chi más reposado. En ellas, los clientes tienden a entretenerse más rato. El mismo principio es válido para una casa circular o redondeada: no genera un hogar estable. La gente no suele permanecer largo tiempo en un espacio circular. Si una casa está diseñada en semicírculo, tiene paredes circulares y habitaciones casi triangulares. Según el Feng Shui y de acuerdo al mapa bagua, el habitante de ese lugar tenderá a sufrir de problemas de salud y de relaciones.

Valor de las Formas y el Feng Shui

Los hogares, locales y terrenos formando triángulos tampoco son los más adecuados. Su forma produce desequilibrio. Por una parte es muy abierto y por otra muy cerrado. Hará que dentro de la casa, las habitaciones tengan ángulos impares, generando un espacio demasiado dinámico. En Feng Shui, se intentan evitar tanto un número impar de esquinas, como que estas apunten directamente a las personas. Los ángulos agudos de esquinas, edificios o muebles dirigen el chi hacia las personas o lugares que se encuentran frente a ellos. A menudo reciben el nombre de "flechas envenenadas" o "sha chi", es decir, un flujo de chi que es demasiado fuerte o rápido. Demasiado chi o energía no es beneficioso. Es lo mismo que dormir directamente bajo un ventilador, es probable que nos despertemos con un calambre o constipado por exceso de aire.

Por otra parte, una casa rectangular o cuadrada es lo ideal. Son estables y sólidas. La gente se siente naturalmente a gusto en ellas. El plano de una vivienda cuadrada o rectangular es generalmente lógico y fácil de distribuir, aportando claridad, solidez, estabilidad y una gran sensación de asentamiento. Si es posible, al buscar un hogar o al seleccionar una oficina, intente que sean cuadrados, rectangulares o lo más regulares posible y compruebe que puede caminar por él sin sentirse confuso.

Valor de las Formas y el Feng Shui

Si tiene un hogar con ángulos o esquinas demasiado agudos, intente corregirlos usando plantas agradables que cubran el ángulo y bloquean el sha chi. Si el caso es demasiado complejo, use los servicios de un consultor de Feng Shui, pero no ignore la influencia que las formas, los colores, los materiales y la distribución de su espacio, sea casa o trabajo, están teniendo sobre las actividades que en ese espacio se realizan. Simplemente, la próxima vez que usted se encuentra en un espacio con una forma inusual, deténgase a notar la sensación que recibe del edificio.

¿Le confunde? ¿Sabe a dónde ir? Note la atmósfera y sus efectos sobre usted. ¿Y cuando se encuentra en un espacio regular? ¿Sus sensaciones son las mismas? ¡Eso es Feng Shui! Los edificios que se diseñan de acuerdo al Feng Shui, sin dejar de ser arquitectónicamente comunes, pueden promover su éxito profesional y su bienestar personal a través de un uso consciente de las formas.